Isotonix Multivitamin

Isotonix Multivitamin

Deslizar sobre la imagen para ampliar

  • Ver imagen más grande
  • Frasco individual (30 porciones)
  • Tres botellas individuales (90 dosis)
  • Etiqueta

Vendido por Isotonix®

$348.93 - $890.64
$348.93

hasta $17.70 Reembolso en efectivo



 

Ahorre un 5% al adherirse a DespachoAutomático [detalles]

  • Elija un artículo elegible para DespachoAutomático y marque la opción "Adherir a DespachoAutomático" que aparece a la derecha.
  • Adhiera todos los artículos favoritos que desee. Cree tantos DespachosAutomáticos (con diferentes entregas) como sea necesario.
  • ¡Obtenga un descuento del 5% cada vez que pida DespachoAutomático en productos de Market America!

Notificar cuando el precio sea igual o menor a:

El precio ingresado debe ser menor que el precio actual del producto y mayor que cero.

Su dirección de correo electrónico:

Ya tiene una alerta activa para este artículo.

¡Una eGift permite al destinatario elegir 1 regalo de la lista que usted cree!

Un correo electrónico entrega el regalo en segundos al destinatario y le permite elegir cualquier opción del producto aplicable, como el tamaño o el color. También puede enviar un conjunto personalizado de opciones de regalos y permitirle elegir cuál de todos quiere. Es una manera única y divertida de enviar un regalo que demuestre su cariño.

Este producto ha sido guardado

Isotonix Multivitamin

la venta $348.93

$17.70  Reembolso en efectivo  

¡Hemos agregado su artículo con éxito!


Este artículo se agregó a

Este artículo se agregó a

¡Gracias! Le enviaremos un correo electrónico si el precio disminuye hasta su precio objetivo o menos. Esta alerta estará vigente por 60 días.


Para ampliar este seguimiento de precios, crear seguimientos adicionales o administrar sus alertas, siga las instrucciones que aparecen en el correo electrónico que se envió a la dirección provista.

¡Hemos agregado su egift con éxito!

Este artículo se agregó a

Este artículo se agregó a

Este artículo se agregó a



Información del producto

  • El calcio y la vitamina D3 mantienen la salud de los huesos, los dientes y el corazón.
  • Las vitaminas B, C y E promueven funciones inmunes óptimas


Información del producto

Isotonix Multivitamin

Un suplemento vitamínico y mineral de buena calidad crea una base sólida de micronutrientes para acompañár la dieta humana. Según la Organización Mundial de la Salud (WHO) "La nutrición es la base para la salud y el desarrollo. Una mejor nutrición significa sistemas inmunológicos más fuertes, menos enfermedades y mejor salud. Los niños saludables aprenden mejor. Las personas saludables son más fuertes, más productivas y tienen más capacidad para crear oportunidades para romper gradualmente los ciclos de pobreza y hambre en forma constante. Una mejor nutrición es un punto de entrada principal para erradicar la pobreza y un hito fundamental para lograr una mejor calidad de vida."

Las vitaminas y minerales ayudan a mantener un sistema inmunológico saludable. Los estudios demuestran que el calcio y la vitamina D3 favorecen huesos y dientes fuertes durante toda la vida. No existe sustituto para una dieta equilibrada y saludable; sin embargo, en los actuales estilos de vida veloces es importante garantizar que el cuerpo obtenga el combustible necesario. Solo el complejo multivitamínico Isotonix tiene una combinación única de vitaminas y minerales con un sistema de administración superior. El complejo multivitamínico Isotonix suplementa deficiencias dietarias y ayuda a mantener un funcionamiento metabólico normal. El complejo multivitamínico Isotonix es un suplemento ideal para adultos, especialmente atletas, adolescentes en edad de crecimiento y mujeres pre-menopáusicas.

Isotónico, que significa "misma presión", tiene igual semejanza química que la sangre del cuerpo, el plasma y las lágrimas. Todos los fluídos del cuerpo tienen una determinada concentración, que llamamos presión osmótica. La presión osmótica común del cuerpo, isotónica, permite un mantenimiento de los tejidos del cuerpo. Los suplementos dietéticos Isotonix® se administran en una solución isotónica. Esto significa que el cuerpo debe trabajar menos para obtener la máxima absorción. El estado isotónico de la suspensión permite que los nutrientes ingresen directamente en el intestino delgado y se absorban rápidamente por el flujo sanguíneo. Con los productos Isotonix, se pierde poco valor nutritivo, mientras que la absorción de nutrientes es muy eficaz brindando los mejores resultados.

Ingredientes

Vitamina A (Beta caroteno/precursor de la vitamina A)
La vitamina A es una vitamina soluble en lípidos. Las fuentes de vitamina A incluyen las carnes orgánicas (como el hígado y el riñón), yemas de huevo, mantequilla, jugo de zanahorias, calabacín, batatas, espinaca, duraznos, productos lácteos fortificados y aceite de hígado de bacalao. La vitamina A también forma parte de una familia de compuestos, que incluyen retinol, retinal y beta caroteno. El beta caroteno, también conocido como provitamina A, puede convertirse en vitamina A cuando se requieren niveles adicionales. Todos los tejidos del cuerpo necesitan vitamina A para el crecimiento y reparación en general. La vitamina A ayuda a promover una saludable visión nocturna, contribuye al crecimiento óseo normal y mantiene una defensa antioxidante y un sistema inmunológico saludable.

Vitamina C (ácido ascórbico)
La vitamina C está presente en los pimientos (dulces, verdes, rojos, picantes rojos y verdes), los cítricos, las coles de Bruselas, el coliflor, la col, la berza col, la col silvestre, la mostaza verde, el brócoli, la espinaca, la guayaba, el kiwi, las pasas de Corinto y las fresas. Los frutos secos y los granos contienen pequeñas cantidades de vitamina C. Es importante tener en cuenta que la cocción destruye la actividad de la vitamina C.

La vitamina C es integral para mantener el sistema inmunológico saludable, promover la salud cardiovascular, ayudar a mantener los niveles saludables de colesterol y proporcionar una defensa antioxidante. El cuerpo no fabrica vitamina C por sí mismo, ni la almacena. Por lo tanto, la vitamina C debe adquirirse a través de la dieta y los suplementos.

Tiamina (Vitamina B1)
La tiamina desempeña un papel importante en el metabolismo de los carbohidratos y la función nerviosa. La tiamina es necesaria para un sistema nervioso saludable y ayuda en la producción de los neurotransmisores acetilcolina y ácido gamma-aminobutírico (GABA). Se utiliza en la producción de ácido clorhídrico y por lo tanto tiene un rol en el proceso de la digestión, aumenta la energía y ayuda a promover la claridad mental.

Pirodoxina HCI (Vitamina B6)
Las aves, el pescado, los granos y las bananas son las fuentes dietéticas principales de la vitamina B6. La vitamina B6 es un cofactor necesario para el metabolismo de las proteínas y aminoácidos, y ayuda a mantener un adecuado equilibrio de los fluidos. También contribuye con el mantenimiento de los glóbulos rojos y blancos que mantienen saludable a nuestro cuerpo. La vitamina B6 es necesaria para la síntesis de hemoglobina (la hemoglobina es la porción de proteína de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno a través del cuerpo). Debido a que la vitamina B6 está involucrada en la síntesis de neurotransmisores en el cerebro y las células nerviosas, se recomienda como un nutriente que mejora la función mental, específicamente el humor. Los suplementos atléticos incluyen frecuentemente la vitamina B6 porque ayuda en la conversión del glucógeno en glucosa para generar energía en los tejidos musculares. La vitamina B6, cuando se une con el ácido fólico, ha demostrado ayudar a mantener niveles plasmáticos normales de homocisteína, que promueve una salud cardiovascular óptima. La vitamina B6 debe administrarse como parte de un complejo de otras vitaminas B para obtener mejores resultados.


Niacina (vitamina B3)

La niacina es una vitamina soluble en agua necesaria para muchos aspectos de la salud, el crecimiento y la reproducción. Es parte del complejo vitamínico B. La niacina mantiene el funcionamiento del sistema digestivo, la piel y los nervios. Es importante también para la conversión de alimento en energía.

La niacina (también conocida como vitamina B-3) está presente en productos lácteos, aves, pescado, carnes magras, nueces, huevos, legumbres y en panes y cereales enriquecidos.

Vitamina B12 (cianocobalamina)
La vitamina B12 se encuentra naturalmente en las carnes, hígado, carne de vaca, cerdo, huevos, leche entera, queso, pan de trigo y pescado. La vitamina B12 puede encontrarse sólo en productos animales, en pequeñas cantidades derivadas de los productos de soja fermentados como el miso y tempeh y el maní. Es esencial que los vegetarianos consuman suplementos de vitamina B-12 para mantener una salud óptima. La vitamina B12, cuando se ingiere, se almacena en el hígado y otros tejidos para ser utilizada posteriormente. La forma sintética de la vitamina B12, cianocobalamina, no deriva ni de las plantas ni de los animales y es intrínseca en el mantenimiento del normal funcionamiento de las células del cuerpo, especialmente aquellas del sistema nervioso (protegiendo la envoltura de las células nerviosas), la médula ósea y el tracto intestinal. Estos tejidos son los primeros en mostrar signos de disminución de vitamina B12. La vitamina B12 es responsable por el mantenimiento óptimo de los niveles de energía ya que tiene un rol importante en el ciclo de energía de Krebs. También es un fabuloso ingrediente antienvejecimiento y ayuda a aumentar la concentración.

Ácido fólico
El ácido fólico se encuentra principalmente en frutas y vegetales. Los vegetales frondosos, las naranjas, el jugo de naranja, los frijoles y guisantes son las mejores fuentes, como la levadura de cerveza, que proporcionan vitaminas B adicionales. El ácido fólico tiene un papel importante al aumentar los beneficios del suplemento de la vitamina B12. Estas dos vitaminas B trabajan juntas para mantener los glóbulos rojos normales. El ácido fólico ayuda en la utilización normal de aminoácidos y proteínas y también favorece la normal construcción del material para la síntesis de ADN y ARN. Estudios científicos han descubierto que cuando trabaja en conjunto con el ácido fólico, la vitamina B12 es capaz de promover un sistema cardiovascular y nervioso saludable.

Riboflavina 5 fosfato (vitamina B2)
La vitamina B2 se encuentra en los productos lácteos, hígados, vegetales verde oscuro y algunos tipos de mariscos. La vitamina B2 funciona como una coenzima, trabajando con otras vitaminas B. Promueve un saludable flujo sanguíneo y mantiene el sistema nervioso y el crecimiento humano normal. Contribuye a una piel y uñas saludables, el crecimiento del cabello y ayuda a mantener las tiroides saludables. La vitamina B2 tiene un papel crucial en la conversión de los alimentos en energía como parte de la cadena de transporte de electrones, impulsando la energía celular en el micronivel. La vitamina B2 ayuda en la descomposición de las grasas, al tiempo que funciona como cofactor o asistente en la activación de la vitamina B6 y el ácido fólico. La vitamina B2 es soluble en agua y el cuerpo no puede almacenarla, excepto en cantidades insignificantes; por lo tanto, debe incorporarse diariamente. En algunas condiciones, la vitamina B2 puede actuar como un antioxidante. Las coenzimas de la riboflavina también son importantes para la transformación de la vitamina B6 y el ácido fólico en sus formas activas y para la conversión del triptofan en niacina.

Piridoxina HCl (Vitamina B6)
Las aves, el pescado, los granos y las bananas son las fuentes dietéticas principales de la vitamina B6. La vitamina B6 es un cofactor necesario para el metabolismo de las proteínas y aminoácidos, y ayuda a mantener un adecuado balance de los fluidos. También coopera en el mantenimiento de los glóbulos rojos y blancos. La vitamina B6 es necesaria para la síntesis de la hemoglobina. La vitamina B{[#0]} forma parte de la síntesis de los neurotransmisores en el cerebro y las células nerviosas periféricas, se ha recomendado como un nutriente para mejorar las funciones mentales, especialmente el humor, y contribuye a la conducción nerviosa normal. Algunos suplementos atléticos incluyen vitamina B6 porque estimula la conversión de glucógeno en glucosa, para obtener energía en los tejidos musculares. La vitamina B6, cuando se une con el ácido fólico, ha demostrado ayudar a mantener niveles plasmáticos normales de homocisteína, que promueve una salud cardiovascular óptima. La vitamina B6 debe administrarse como parte de un complejo de otras vitaminas B para obtener mejores resultados.

Vitamina D3 (Colcalciferol)
La exposición regular a los rayos del sol es la forma principal en que la mayoría de las personas obtienen la vitamina D. Las fuentes de alimentos de la vitamina D son la leche fortificada con vitamina D (100 IU por taza), el aceite de hígado de bacalao y los pescados grasos como el salmón. En la yema de huevo y en el hígado se encuentran pequeñas cantidades. La vitamina D promueve la absorción de calcio y fósforo y sustenta la producción de varias proteínas que participan en la absorción y almacenamiento del calcio. La vitamina D trabaja junto con el calcio para fomentar la fortaleza ósea. Trabaja para facilitar el transporte activo de calcio desde los osteoblastos hacia el fluido extracelular y en los riñones, ayuda a la absorción de fosfato y calcio por los túbulos renales. La vitamina D también contribuye a la normal absorción de calcio dietético y la captación de fosfato por parte del epitelio intestinal. Favorece el crecimiento normal y la reparación de los tejidos, y mantiene la salud de la piel en general. 

Vitamina E (d-alfa-tocoferil acetato)
Las fuentes más valiosas de vitamina E en la dieta incluyen los aceites vegetales, la margarina, las nueces, las semillas, el aguacate y el gérmen de trigo. El aceite de cártamo contiene grandes cantidades de vitamina E (aproximadamente dos tercios de la dosis diaria recomendada en ¼ taza) y hay rastros en el aceite de maíz y el aceite de soja. La vitamina E es, en realidad, una familia de compuestos relacionados llamados tocoferoles y tocotrienoles. La vitamina E está disponible en forma natural o sintética. En la mayoría de los casos, las formas naturales y sintéticas son idénticas salvo que la forma natural de la vitamina E presenta una mejor absorción y retención en el cuerpo. La forma natural del alfa-tocoferol es conocida como d-alfa-tocoferol. (Su forma natural está presente en Isotonix Multivitamin). La forma "dl-" sintética es la más común que se encuentra en los suplementos dietéticos. Para aquellas personas que vigilan su consumo de grasas, lo cual es relativamente común en el mundo de las dietas, es probable que la ingesta de vitamina E sea baja, debido a la ingesta reducida de alimentos con alto contenido graso.

El principal beneficio para la salud de la vitamina E suplementaria viene de su actividad antioxidante que estimula el sistema inmunológico. También mantiene la curación normal y es conocida por contribuir con la salud cardiovascular. La vitamina E es uno de los antioxidantes solubles en lípidos más poderosos del cuerpo. A su vez, la vitamina E protege las membranas celulares contra el daño causado por los redicales libres.

D-pantotenato de calcio
El calcio se encuentra en la leche, el queso, el yogur, las tortillas de maíz, la col de China (Napa), la col rizada y el brócoli. El calcio es un mineral esencial con una amplia gama de funciones biológicas. El calcio existe en los huesos principalmente en la forma de hidroxiapatita (Ca10 (PO4)6 (OH) 2). La hidroxiapatita compone aproximadamente un 40 por ciento del peso del hueso. El esqueleto posee un necesidad estructural evidente de calcio. El esqueleto también actúa como almacén de calcio. Además de ser un compuesto importante de los huesos y dientes, el calcio promueve la normal contracción muscular, la conducción nerviosa, la salud cardiovascular, la producción de energía y ayuda a mantener saludable al sistema inmunológico.

Es necesaria la ingesta de calcio diaria suficiente para mantener la densidad ósea y mantener dientes y huesos saludables. El calcio demostró reducir los síntomas de SPM en mujeres. Cuando el cuerpo no recibe una cantidad de calcio suficiente por día, extrae calcio de los huesos, provocando que se debiliten y causando osteoporosis. La osteoporosis es la debilitación de los huesos típica del envejecimiento, lo que aumenta el riesgo de quebraduras de cadera, costillas, pelvis y otros huesos débiles. Otra causa es postura encorvada que se adquiere con el avance de la edad, y es causada por una acumulación de pequeñas fracturas en las vértebras.

La PTH (hormona paratiroidea) regula la cantidad de calcio en la sangre. Los niveles elevados de calcio en el organismo se han asociado con la salud cardiovascular en mujeres post-menopáusicas y con el mantenimiento de los niveles normales de colesterol. Los niveles bajos de calcio han sido asociados con huesos disminuidos y osteoporosis.

Calcio (lactato, fosfato)
La mayor concentración de calcio se encuentra en la leche. Otros alimentos ricos en calcio son las verduras como por ejemplo las hojas de col, las coles china, las hojas de mostaza, el brócoli, bok choy y el tofu. El calcio es un mineral esencial con una amplia gama de funciones biológicas. El calcio existe en los huesos, principalmente en forma de hidroxiapatita (Ca10 (PO4)6 (OH)2).

La hidroxiapatita es responsable de aproximadamente un 40 por ciento del peso del hueso. El esqueleto tiene una necesidad estructural de calcio y actúa como depósito del mismo. Al margen de ser el principal componente de huesos y dientes, el calcio promueve la contracción muscular normal, la salud de los nervios, el ritmo cardiaco, la coagulación de la sangre, la secreción glandular, la producción de energía y el funcionamiento del sistema inmunológico.

Es necesaria la ingesta de calcio diaria suficiente para mantener una óptima densidad ósea, huesos y dientes saludables y se ha demostrado que alivia el malestar en las mujeres con SMP (síndrome premestrual). Cuando el cuerpo no recibe el suficiente calcio diario, lo extrae de los huesos.

La cantidad de calcio en la sangre es regulada por la hormona paratiroidea (HPT). Los niveles altos de calcio en el cuerpo se encuentran relacionados con una salud cardiovascular normal y con niveles de colesterol normales. En la revista especializada de la American Dietetic Association, un estudio reveló que el calcio ayudaba a que las mujeres de mediana edad mantengan un peso saludable.

Cromo (Nicotinato)
El cromo se encuentra naturalmente en algunos cereales, carnes, aves, levadura de cerveza, brócoli, ciruelas pasas, champignones, pescados y cerveza. El cromo es un micromineral esencial que facilita el normal metabolismo para controlar el colesterol en sangre y otras grasas. El cromo se combina para formar algo en el organismo llamado factor de tolerancia a la glucosa o GTF, que promueve la actividad normal de insulina en la regulación de los niveles de azúcar en sangre. Se ha demostrado que el cromo ayuda a reducir la grasa corporal en general, controlar el hambre y suprimir el apetito. Mucha gente en el proceso de la pérdida de peso considera el cromo como un mineral integral en el mantenimiento del peso. El cromo también puede contribuir con un aumento en la masa corporal y muscular magra.

Cobre (Gluconato)
Las fuentes más ricas de cobre dietético se derivan de las carnes orgánicas, mariscos, nueces, semillas, cereales de salvado de trigo, productos de grano entero y productos con cacao. El cobre probablemente tenga algunas propiedades antioxidantes y actúe como componente de las enzimas en el metabolismo del hierro. Es un micromineral esencial. El cobre es necesario en el desarrollo normal de los bebés, transporte de hierro, fortaleza ósea, metabolismo de colesterol, contractilidad del miocardio, metabolismo de glucosa, desarrollo cerebral y función inmunológica.

Yodo (yoduro de potasio)
El yodo se encuentra en la mayoría de los mariscos y en la sal yodada. Es un componente necesario de las hormonas tiroideas y ayuda a regular y mantener el funcionamiento adecuado del metabolismo.

Magnesio (carbonato)
Los alimentos ricos en magnesio incluyen granos sin pulir, nueces y vegetales verdes. Los vegetales verdes son fuentes potenciales de magnesio debido a su contenido de clorofila. Las carnes, el almidón y la leche son fuentes menos ricas en magnesio. Los alimentos refinados y procesados en general son bastantes bajos en magnesio. Se calcula que el consumo promedio diario de magnesio en varones de nueve años y mayores en los EE.UU es de aproximadamente 323 miligramos; en el caso de las niñas de nueve años y mayores es de alrededor de aproximadamente 228 miligramos.

El magnesio es un componente de la parte mineralizada de los huesos y es necesario para el metabolismo de potasio y calcio en los adultos. Ayuda a mantener los niveles normales de potasio, fósforo, calcio, insulina y adrenalina. También es importante para la movilización de calcio, transportándolo dentro de la célula para mayor utilización. Juega un papel fundamental en el funcionamiento del tejido nervioso y muscular. El magnesio es necesario para la síntesis de todas las proteínas, ácidos nucleicos, nucleótidos, monofosfato de adenosina cíclico, lípidos y carbohidratos.

El magnesio es necesario para liberar energía y promueve la regulación normal de la temperatura corporal y la función nerviosa adecuada, ayuda al cuerpo a tolerar el estrés y contribuye a un metabolismo saludable. El magnesio trabaja con el calcio para regular la presión sanguínea y cardíaca. En gran medida, el cuerpo también necesita magnesio para construir huesos y dientes saludables y promueve el desarrollo normal de los músculos. Junto con el calcio y la vitamina D ayudan a mantener los huesos fuertes. El magnesio también promueve la salud cardiovascular manteniendo la actividad plaquetaria normal y ayudando a mantener los niveles normales de colesterol.

Manganeso (Gluconato)
El manganeso es un mineral encontrado en grandes cantidades en materia animal y vegetal. Las fuentes dietarias más valiosas de manganeso incluyen granos enteros, nueces, verduras de hoja y tés. El manganeso está concentrado en el salvado de los granos, que con frecuencia se quita durante el procesamiento. Existen varias formas de manganeso suplementario incluyendo gluconato de manganeso, sulfato de manganeso, ascorbato de manganeso y quelatos aminoácidos de manganeso.

Solo cantidades de origen de este elemento se pueden encontrar en tejido humano. El manganeso se almacena predominantemente en huesos, hígado, riñones y páncreas. Promueve la formación normal del tejido conectivo, huesos, factores coagulantes y hormonas sexuales. Promueve el normal metabolismo de grasas y carbohidratos, la absorción de calcio y la regulación de azúcar en sangre. El manganeso también promueve la función cerebral y nerviosa.

Potasio (bicarbonato)
Las comidas ricas en potasio incluyen vegetales y frutas frescas como banana, naranja, melón, aguacate, espinaca cruda, repollo y apio. El potasio es un macromineral esencial que ayuda a mantener el equilibrio de los fluidos. Además, participa en una gran variedad de procesos bioquímicos y fisiológicos. Entre otras cosas, mantiene los impulsos nerviosos, la contracción de los músculos cardíacos, esqueléticos y suaves, la producción de energía, la síntesos del ácido nucleico y ayuda a mantener la tonicidad intracelular y la presión sanguínea normal. El potasio promueve la relajación muscular normal y la emisión de insulina. También promueve la síntesis de glucógeno y de proteínas. El potasio es un electrolito que contribuye a un adecuado latido cardíaco. El potasio es importante para liberar energía de las proteínas, grasas y carbohidratos durante el metabolismo.

El potasio también ayuda a regular el equilibrio de agua y ayuda a las energías de recuperación. El potasio mantiene la eliminación normal de desechos. El potasio promueve la curación normal y generalmente contribuye a una sensación de bienestar. El potasio se almacena en los músculos.

Selenio (aminoácido chelate)
Las mejores fuentes dietarias de selenio incluyen nueces, granos no refinados, arroz integral, germen de trigo y mariscos. En el organismo el selenio funciona como parte de una enzima antioxidante llamada glutatión peroxidasa, así como también promueve el crecimiento normal y el uso adecuado de yodo en el funcionamiento de tiroides. El selenio también mantiene el efecto antioxidante de la vitamina E y muchas veces se agrega a suplementos de vitamina E. Como parte del antioxidante, glutatión peroxidasa, el selenio juega un papel directo en la capacidad del organismo de proteger células del daño de los radicales libres.

Zinc (Lactato)
El zinc se encuentra mayormente en los cereales fortificados, las carnes rojas, los huevos, las aves y ciertos mariscos, incluyendo las ostras. Es un componente de múltiples enzimas y proteínas También participa en la regulación de la expresión génica. El zinc es un micromineral esencial que cumple funciones en aproximadamente 300 reacciones enzimáticas diferentes. Así, el zinc cumple un papel en casi todos los procesos fisiológicos y vías bioquímicas. Más del 90 por ciento del zinc del cuerpo se almacena en los huesos y músculos, pero también se encuentra prácticamente en todos los tejidos del cuerpo. Se estableció que el zinc mantiene la normal curación y el sistema inmunológico, promueve la salud de la glándula de la próstata y mantiene saludable la calidad del esperma. Ya que el zinc participa en tantos procesos enzimáticos, se ha descubierto que mantiene una gran variedad de funciones incluyendo la digestión, la producción de energía, el crecimiento, la reparación celular, la síntesis de colágeno, la fortaleza ósea, la función cognitiva y el metabolismo de los carbohidratos.

Ciencia

  • Abbasi AA, Prasad AS, Rabbani P, DuMouchelle E. Experimental zinc deficiency in man. Effect on testicular function. J Lab Clin Med. 1980 Sep;96(3):544-50.
  • Abid M, Billington CJ, Nuttall FQ. Thyroid function and energy intake during weight gain following treatment of hyperthyroidism. J Am Coll Nutr. 1999 Apr;18(2):189-93.
  • Addison WLT, The use of sodium chloride, potassium chloride, sodium bromide and potassium bromide in cases of arterial hypertension which are amenable to potassium chloride. Can Med Assoc J. 1928; 18:281-285.
  • Allende LM, Corell A, Madrono A, Gongora R, Rodriguez-Gallego C, Lopez-Goyanes A, Rosal M, Arnaiz-Villena A. Retinol (vitamin A) is a cofactor in CD3-induced human T-lymphocyte activation. Immunology. 1997 Mar;90(3):388-96
  • Anderson RA. Effects of chromium on body composition and weight loss. Nutr Rev. 1998 Sep;56(9):266-70.
  • Arthur JR. Functional indicators of iodine and selenium status. Proc Nutr Soc. 1999 May;58(2):507-12.
  • Backstrom MC, Maki R, Kuusela AL, Sievanen H, Koivisto AM, Ikonen RS, Kouri T, Maki M. Randomised controlled trial of vitamin D supplementation on bone density and biochemical indices in preterm infants. Arch Dis Child Fetal Neonatal Ed. 1999 May;80(3):F161-6.
  • Bahadori B, Wallner S, Schneider H, Wascher TC, Toplak H. Effect of chromium yeast and chromium picolinate on body composition of obese, non-diabetic patients during and after a formula diet. Acta Med Austriaca. 1997;24(5):185-7.
  • Baly DL, Schneiderman JS, Garcia-Welsh AL. Effect of manganese deficiency on insulin binding, glucose transport and metabolism in rat adipocytes. J Nutr. 1990; 120:1075-1079.
  • Baron JA, Beach M, Mandel JS, et al. Calcium supplements for the prevention of colorectal adenomas. N Engl J Med 1999;340:101-107.
  • Baron JA, Tosteson TD, Wargovich MJ, et al. Calcium supplementation and rectal mucosal proliferation: a randomized controlled trial. J Natl Cancer Inst 1995;87:1303-1307.
  • Bates CJ. Vitamin A. Lancet. 1995; 345:31-35.
  • Baxter GF, Sumeray MS, Walker JM. Infant size and magnesium: insights into LIMIT-2 and ISIS-4 from experimental studies. Lancet. 1996; 348:1424-1426.
  • Behl C. Vitamin E and other antioxidants in neuroprotection. Int J Vitam Nutr Res. 1999 May;69(3):213-9. 4. Botterweck AA, van den Brandt PA, Goldbohm RA. Vitamins, carotenoids, dietary fiber, and the risk of gastric carcinoma: results from a prospective study after 6.3 years of follow-up. Cancer. 2000 Feb 15;88(4):737-48.
  • Bellamy MC, Gedney JA. Unrecognized iron deficiency in critical illness. Lancet. 1998; 352:1903.
  • Beutler E, Larsh SE, Gurney CW. Iron therapy in chronically fatigued nonanemic women: a double-blind study. Ann Intern Med. 1960; 52:378-394.
  • Bostick RM, Kushi LH, Wu Y, et al. Relation of calcium, vitamin D, and dairy food intake to ischemic heart disease mortality among postmenopausal women. Am J Epidemiol 1999;149:151-160.
  • Britton J, Pavord I, Richards K, et al. Dietary magnesium, lung function, wheezing, and airway hyper-reactivity in a random adult population sample. Lancet. 1994; 344:357-362.
  • Brown JE, Wahle KW Effect of fish-oil and vitamin E supplementation on lipid peroxidation and whole-blood aggregation in man. Clin Chim Acta. 1990 Dec 14;193(3):147-56.
  • Brun JF, Dieu-Cambrezy C, Charpiat A, Fons C, Fedou C, Micallef JP, Fussellier M, Bardet L, Orsetti A. Serum zinc in highly trained adolescent gymnasts. Biol Trace Elem Res. 1995 Jan-Mar;47(1-3):273-8.
  • Bruner AB, Joffe A, Duggan A, et al. Randomised study of cognitive effects of iron supplementation in non-anaemic iron-deficient adolescent girls. Lancet. 1996; 348:992-997.
  • Buchinger W, Lorenz-Wawschinek O, Semlitsch G, Langsteger W, Binter G, Bonelli RM, Eber O. Thyrotropin and thyroglobulin as an index of optimal iodine intake: correlation with iodine excretion of 39,913 euthyroid patients. Thyroid. 1997 Aug;7(4):593-7.
  • Butterfield DA, Koppal T, Subramaniam R, Yatin S. Vitamin E as an antioxidant/free radical scavenger against amyloid beta-peptide-induced oxidative stress in neocortical synaptosomal membranes and hippocampal neurons in culture: insights into Alzheimer's disease. Rev Neurosci. 1999;10(2):141-9
  • Calomme MR, Vandem Berghe DA. Supplementation of calves with stabilized orthosilicic acid. Effect on the Si, Ca, Mg, and P concentrations in serum and the collagen concentration in skin and cartilage. Biol Trace Elem Res. 1997; 56:153-165.
  • Cappuccio FP, MacGregor GA. Does potassium supplementation lower blood pressure? A meta-analysis of published trials. J Hypertens. 1991; 9:465-473.
  • Carlisle EM. Silicon as a trace nutrient. Sci Total Environ. 1988; 73:95-106.
  • Carlisle EM. The nutritional essentiality of silicon. Nutr Rev. 1982; 40:193-198.
  • Casscells W. Magnesium and myocardial infarction. Lancet. 1994; 343:807-809.
  • Christiansen CW, Rieder MA, Silverstein EL, Gencheff NE. Magnesium sulfate reduces myocardial infarct size when administered before but not after coronary reperfusion in a canine model. Circulation. 1995; 92:2617-2621.
  • Comstock GW, Alberg AJ, Huang HY, Wu K, Burke AE, Hoffman SC, Norkus EP, Gross M, Cutler RG, Morris JS, Spate VL, Helzlsouer KJ. The risk of developing lung cancer associated with antioxidants in the blood: ascorbic acid, carotenoids, alpha-tocopherol, selenium, and total peroxyl radical absorbing capacity. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 1997 Nov;6(11):907-16.
  • Cooke MS, Evans MD, Podmore ID, et al. Novel repair action of vitamin C upon in vivo oxidative DNA damage. FEBS Lett. 1998; 439:363-367.
  • Cooney RV, Franke AA, Hankin JH, Custer LJ, Wilkens LR, Harwood PJ, Le Marchand L. Seasonal variations in plasma micronutrients and antioxidants. Cancer Epidemiol Biomarkers Prev. 1995 Apr-May;4(3):207-15.
  • Couzy F, Lafargue P, Guezennec CY. Zinc metabolism in the athlete: influence of training, nutrition and other factors. Int J Sports Med. 1990 Aug;11(4):263-6.
  • Dallman PR. Iron deficiency and the immune response. Am J Clin Nutr. 1987; 46:329-334.
  • Daudu PA, Kelley DS, Taylor PC, Burri BJ, Wu MM. Effect of a low beta-carotene diet on the immune functions of adult women. Am J Clin Nutr. 1994 Dec;60(6):969-72.
  • Dawson-Hughes B. Vitamin D and calcium: recommended intake for bone health. Osteoporos Int. 1998;8 Suppl 2:S30-4. 6. Feit JM. Calcium and vitamin D supplements for elderly patients. J Fam Pract. 1997 Dec;45(6):471-2.
  • de Lourdes Lima M, Cruz T, Carreiro Pousada J, et al. The effect of magnesium supplementation in increasing doses on the control of type 2 diabetes. Diabetes Care. 1998; 21:682-686.
  • de Valk B, Marx JJM. Iron, atherosclerosis, and ischemic heart disease. Arch Int Med. 1999; 159:1542-1548.
  • Dietary Reference Intakes for Calcium, Phosphorous, Magnesium, Vitamin D, and Fluoride. Washington, DC: National Academy Press; 1997.
  • Dorgan JF, Schatzkin A. Antioxidant micronutrients in cancer prevention. Hematol Oncol Clin North Am. 1991 Feb;5(1):43-68.
  • Dreon DM, Butterfield GE. Vitamin B6 utilization in active and inactive young men. Am J Clin Nutr. 1986 May;43(5):816-24.
  • Duffy SJ, Gokce N, Holbrook M, et al. Treatment of hypertension with ascorbic acid. Lancet. 1999; 354:2048-2049.
  • Durlach J, Durlach V, Bac P, et al. Magnesium and therapeutics. Magnes Res. 1994; 7:313-328.
  • Elisaf M, Merkouropoulos M, Tsianos EV. Siamopoulos KC. Pathogenetic mechanisms of hypomagnesemia in alcoholic patients. J Trace Elem Med Biol. 1995; 9:210-214.
  • Elitsur Y, Neace C, Liu X, Dosescu J, Moshier JA. Vitamin A and retinoic acids immunomodulation on human gut lymphocytes. Immunopharmacology. 1997 Jan;35(3):247-53.
  • Enstrom JE, Kanim LE, Klein MA. Vitamin C intake and mortality among a sample of the United States population. Epidemiology. 1992; 3:194-202.
  • Facchinetti F, Borella P, Sances G, et al. Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Obstet Gynecol. 1991; 78:177-181.
  • Facchinetti F, Borella P, Sances G, et al. Oral magnesium successfully relieves premenstrual mood changes. Obstet Gynecol. 1991; 78:177-181.
  • Fairbanks VF. Iron in medicine and nutrition. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:193-221.
  • Fang J, Madhavan S, Alderman MH. Dietary potassium intake and stroke mortality. Stroke. 2000; 31:1532-1537.
  • Fields M, Lewis CG. Starch diets high in iron can duplicate the severity of copper deficiency in rats fed fructose. J Med Food. 1998; 1:193-199.
  • Finch CA, Huebers H. Perspectives in iron metabolism. N Engl J Med. 1982; 306:1520-1528.
  • Flatt PR, Juntti-Berggren L, Berggren PO, Gould BJ, Swanston-Flatt SK. Failure of glucose tolerance factor-containing Brewer's yeast to ameliorate spontaneous diabetes in C57BL/KsJ DB/DB mice. Diabetes Res. 1989 Mar;10(3):147-51.
  • Futoryan T, Gilchrest BA. Retinoids and the skin. Nutr Rev. 1994; 52:299-310.
  • Gleeson M, Bishop NC. Elite athlete immunology: importance of nutrition. Int J Sports Med. 2000 May;21 Suppl 1:S44-50.
  • Grant KE, Chandler RM, Castle AL, Ivy JL. Chromium and exercise training: effect on obese women. Med Sci Sports Exerc. 1997 Aug;29(8):992-8.
  • Gullestad L, Dolva LO, Soyland E, et al. Oral magnesium supplementation improves metabolic variables and muscle strength in alcoholics. Resolución del expediente de clínicas de alcoholismo. 1992; 16:986 -990.
  • Guo WD, Chow WH, Zheng W, Li JY, Blot WJ. Diet, serum markers and breast cancer mortality in China. Jpn J Cancer Res. 1994 Jun;85(6):572-7.
  • Harris ED. Cellular copper transport and metabolism. Annu Rev Nutr. 2000; 20:291-310.
  • Harrison MD, Jones CE. Solioz M, Dameron CT. Intracellular copper routing: the role of copper chaperones. Trends Biochem Sci. 2000; 25:29-32.
  • Health & Medicine. (Statistical Data Included) American Fitness, July, 1999 Tannen RL. Effects of potassium on blood pressure control. Ann Intern Med. 1983; 98(part 2):773-780.
  • Hemila H, Douglas RM. Vitamin C and acute respiratory infections. Int J Tuberc Lung Dis. 1999; 3:756-761.
  • Hermans JJ, Fischer MA, Schiffers PM, Struijker-Boudier HA. High dietary potassium chloride intake augments rat renal mineralocorticoid receptor selectivity via 11beta-hydroxysteroid dehydrogenase. Biochim Biophys Acta. 1999; 1472:537-549.
  • Hermansen K. Diet, blood pressure and hypertension. Br J Nutr. 2000; 83 Supp1:S113-S119.
  • Hintze G, Kobberling J. Dietary iodine deficiency. Its consequences in the aged. Fortschr Med. 1992 Apr 10;110(10):163-6.
  • Huebers HA, Beguin Y, Pootrakul P, et al. Intact transferrin receptors in human plasma and their relation to erythropoiesis. Blood. 1990; 75:102-107.
  • Hughes K, Chua LH, Ong CN. Serum selenium in the general population of Singapore, 1993 to 1995. Ann Acad Med Singapore. 1998 Jul;27(4):520-3.
  • Hunt CD, Johnson PE, Herbel J, Mullen LK. Effects of dietary zinc depletion on seminal volume and zinc loss, serum testosterone concentrations, and sperm morphology in young men. Am J Clin Nutr. 1992 Jul;56(1):148-57.
  • Hwang J, Peterson H, Hodis HN, et al. Ascorbic acid enhances 17 beta-estradiol-mediated inhibition of oxidized low density lipoprotein formation. Atherosclerosis. 2000; 150:275-284.
  • Ishimitsu T, Tobian L, Sugimoto K, Everson T. High potassium diets reduce vascular and plasma lipid peroxides in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Clin Exp Hypertens. 1996; 18:659-673
  • Ishimitsu T, Tobian L, Sugimoto K, Lange JM. High potassium diets reduce macrophage adherence to vascular wall in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. J Vasc Res. 1995; 32:406-412.
  • Ishimitsu T, Tobian L, Uehara Y, et al. Effect of high potassium diets on the vascular and renal prostaglandin system in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Prostaglandins Leukot Essent Fatty Acids. 1995; 53:255-260.
  • Ishimitsu T, Tobian L. High potassium diets reduce endothelial permeability in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Clin Exp Pharmacol Physiol. 1997; 23:241-245.
  • ISIS-4 (Fourth International Study of Infarct Survival) Collaborative Group. ISIS-4: a randomised factorial trial assessing early oral captopril, oral mononitrate, and intravenous magnesium sulfate in 58,050 patients with suspected acute myocardial infarction. Lancet. 1995; 345:669-685.
  • Jacobson SG, Cideciyan AV, Regunath G, et al. Night blindness in Sorsby's fundus dystrophy reversed by vitamin A. Nature Gen. 1995; 11:27-32.
  • Jin L, ChaoL, Chao J. Potassium supplement upregulates the expression of renal kalikrein and bradykinin B2 receptor in SHR. Am J Physiol. 1999; 276:F476-F484.
  • Johnson WT, Thomas AC. Copper deprivation potentiates oxidative stress in HL-60 cell mitochondria. Proc Soc Exp Biol Med. 1999; 221:147-152.
  • Kao WHL, Folsom AR, Nieto J, et al. Serum and dietary magnesium and the risk for type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch. Int Med. 1999; 159:2151-2159.
  • Khaw K-T, Barrett-Conner E. Dietary potassium and stroke-associated mortality. N Engl J Med. 1987; 316:235-240.
  • Klevay LM. Cardiovascular disease from copper deficiency — a history. J Nutr. 2000; 130:489S-492S.
  • Klevay LM. Coronary heart disease: the zinc/copper hypothesis. Am J Clin Nutr. 1975; 28:764-774.
  • Knekt P, Jarvinen R, Seppanen R, Rissanen A, Aromaa A, Heinonen OP, Albanes D, Heinonen M, Pukkala E, Teppo L. Dietary antioxidants and the risk of lung cancer. Am J Epidemiol. 1991 Sep 1;134(5):471-9.
  • Krieger D, Krieger S, Jansen O, et al. Manganese and chronic hepatic encephalopathy. Lancet. 1995; 346:270-274.
  • Krishna GG, Miller E, Kapoor S. Increased blood pressure during potassium depletion in normotensive men. N Eng J Med. 1989; 320:1177-1182.
  • Krotkiewski M, Gudmundsson M, Backstrom P, Mandroukas K. Zinc and muscle strength and endurance. Acta Physiol Scand. 1982 Nov;116(3):309-11.
  • Kung AW, Janus ED. Thyroid dysfunction in ambulatory elderly Chinese subjects in an area of borderline iodine intake. Thyroid. 1996 Apr;6(2):111-4.
  • Lamberg L. Diet may affect skin cancer prevention. JAMA. 1998 May 13;279(18):1427-8.
  • Lee M-O, Han S-Y, Jiang S, et al. Differential effects of retinoic acid on growth and apoptosis in human colon cancer cell lines associated with the induction of retinoic acid receptor beta. Biochem Pharmacol. 2000; 59:485-496.
  • Lim R, Herzog WR. Magnesium for cardiac patients: is it a valuable treatment supplement? Contemp Int Med. 1998; 10:6-9.
  • Lin H, Young DB. Interactions between plasma potassium and epinephrine in coronary thrombosis in dogs. Circulation. 1994; 89:331-338.
  • Loeper J, Goy-Loeper J, Rozensztajn L, Fragny M. The antiatheromatous action of silicon. Atherosclerosis. 1979; 33:397-408.
  • LoPresti JS, Gray D, Nicoloff JT. Influence of fasting and refeeding on 3,3',5'-triiodothyronine metabolism in man. J Clin Endocrinol Metab. 1991 Jan;72(1):130-6.
  • Lucas MJ, Leveno KJ, Cunningham FG. A comparison of magnesium sulfate with phenytoin for the prevention of eclampsia. N Engl J Med. 1995; 333:201-205.
  • Lukaski HC. Magnesium, zinc, and chromium nutriture and physical activity. Am J Clin Nutr. 2000 Aug;72(2 Suppl):585S-93S.
  • Luoma P. Antioxidants, infections and environmental factors in health and disease in northern Finland. Int J Circumpolar Health. 1998 Jul;57(2-3):109-13.
  • Ma G, Young DB, Clower BR. Inverse relationship between potassium intake and coronary artery disease in the cholesterol-fed rabbit. Am J Hypertens. 1999; 12:821-825.
  • Manore MM. Effect of physical activity on thiamine, riboflavin, and vitamin B-6 requirements. Am J Clin Nutr. 2000 Aug;72(2 Suppl):598S-606S.
  • Martini LA. Magnesium supplementation and bone turnover. Nutr Rev. 1999; 57:227-229.
  • Mauskop A, Altura BM. Role of magnesium in the pathogenesis and treatment of migraines. Clin Neurosci. 1998; 5:24-27.
  • McCabe RD, Backarich MA, Srivastava K, Young DB. Potassium inhibits free radical formation. Hypertension. 1994; 24:77-82.
  • McCabe RD, Young DB. Potassium inhibits cultural vascular smooth muscle proliferation. Am J Hypertens. 1994; 7:346-350.
  • McCarty MF. Chromium and other insulin sensitizers may enhance glucagon secretion: implications for hypoglycemia and weight control. Med Hypotheses. 1996 Feb;46(2):77-80.
  • McDonald R, Keen CL. Iron, zinc and magnesium nutrition and athletic performance. Sports Med. 1988 Mar;5(3):171-84.
  • Meunier PJ. Calcium, vitamin D and vitamin K in the prevention of fractures due to osteoporosis. Osteoporos Int. 1999;9 Suppl 2:S48-52.
  • Miller ER 3rd, Appel LJ, Levander OA, Levine DM. The effect of antioxidant vitamin supplementation on traditional cardiovascular risk factors. J Cardiovasc Risk. 1997 Feb;4(1):19-24.
  • Miller JW. Vitamin E and memory: is it vascular protection? Nutr Rev. 2000 Apr;58(4):109-11. Bell L, Halstenson CE, Halstenson CJ, et al. Cholesterol-lowering effects of calcium carbonate in patients with mild to moderate hypercholesterolemia. Arch Intern Med. 1992; 152:2441-2444.
  • Morse AC, Beard JL, Jones BC. A genetic development model of iron deficiency: biological aspects. Proc Soc Exp Biol Med. 1999; 220:147-152.
  • Ness AR, Chee D, Elliot P. Vitamin C and blood pressure—an overview. J Hum Hypertens. 1997; 11:343-350.
  • Nielsen FH. Ultratrace minerals. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease, 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:283-303.
  • Nielsen FH. Ultratrace minerals. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 199:283-303.
  • Nishi Y. Anemia and zinc deficiency in the athlete. J Am Coll Nutr. 1996 Aug;15(4):323-4.
  • Orchard TJ. Magnesium and type 2 diabetes mellitus (editorial). Arch Int Med. 1999; 159:2119-2120. Keen CL, Ensunsa JL, Watson MH, et al. Nutritional aspects of manganese from experimental studies. Neurotoxicol. 1999; 20:213-223.
  • Paul T, Meyers B, Witorsch RJ, Pino S, Chipkin S, Ingbar SH, Braverman LE. The effect of small increases in dietary iodine on thyroid function in euthyroid subjects. Metabolism. 1988 Feb;37(2):121-4.
  • Pauling L. Evolution and the need for ascorbic acid. Proc Natl Acad SciUSA. 1970; 67:1643-1648.
  • Pauling L. The significance of the evidence about ascorbic acid and the common cold. Proc Natl Acad SciUSA. 1971; 68:2678-2681.
  • Penn ND, Purkins L, Kelleher J, Heatley RV, Mascie-Taylor BH, Belfield PW. The effect of dietary supplementation with vitamins A, C and E on cell-mediated immune function in elderly long-stay patients: a randomized controlled trial. Age Ageing. 1991 May;20(3):169-74.
  • Podmore ID, Griffiths HR, Herbert KE, et al. Vitamin C exhibits pro-oxidant effects. Nature. 1998; 392:559.
  • Prasad AS, Cossack ZT. Neutrophil zinc: an indicator of zinc status in man. Trans Assoc Am Physicians. 1982;95:165-76.
  • Prasad AS. Zinc deficiency in human subjects. Prog Clin Biol Res. 1983;129:1-33.
  • Rayssiguier Y, Gueux E, Bussiere L, Mazur A. Copper deficiency increases the susceptibility of lipoproteins and tissues to peroxidation in rats. J Nutr. 1993; 123:1343-1348.
  • Reading SA. Chromium picolinate. J Fla Med Assoc. 1996 Jan;83(1):29-31.
  • Reinhardt W, Holtermann D, Benker G, Olbricht T, Jaspers C, Reinwein D. Effect of small doses of iodine on thyroid function during caloric restriction in normal subjects. Horm Res. 1993;39(3-4):132-7.
  • Rico H, Gallego-Lago JL, Hernandez ER, at al. Effect of silicon supplement on osteopenia induced by ovariectomy in rats. Calcif Tissue Int. 2000; 66:53-55.
  • Robuschi G, Emanuele R, Cavalli Sforza LT, Arsenio L, Strata A, Gnudi A, Roti E. Effect of iodine administration on thyroid function in diabetic patients. Acta Diabetol Lat. 1984 Oct-Dec;21(4):357-60.
  • Rock E, Mazur A, O'Connor JM, et al. The effect of copper supplementation on red blood cell oxidizability and plasma antioxidants in Middle-aged healthy volunteers. Free Rad Biol Med. 2000; 28:324-329.
  • Rokitzki L, Sagredos A, Keck E, Sauer B, Keul J. Assessment of vitamin B2 status in performance athletes of various types of sports. J Nutr Sci Vitaminol (Tokyo). 1994 Feb;40(1):11-22.
  • Ross AC, Stephensen CB. Vitamin A and retinoids in antiviral responses. FASEB J. 1996; 10:979-985.
  • Ross AC. Vitamin A and retinoids. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:305-327.
  • Saari JT, Sahuschke DA. Cardiovascular effects of dietary copper deficiency. Biofactors. 1999; 10:359-375.
  • Schwarz K. A bound form of silicon in glycosaminoglycans and polyuronides. Proc Nat Acad Sci. 1973; 70:1608-1612.
  • Schwarz K. Silicon, fibre, and atherosclerosis. Lancet. 1977; 1:454-457.
  • Scrimshaw NS, San Giovanni JP. Synergism of nutrition, infection, and immunity: an overview. Am J Clin N. 1997; 66:464S-477S.
  • Semba RD. The role of vitamin A and related retinoids in immune function. Nutr Rev. 1998 Jan;56(1 Pt 2):S38-48.
  • Semba RD. Vitamin A and immunity to viral, bacterial and protozoan infections. Proc Nutr Soc. 1999 Aug;58(3):719-27.
  • Semba RD. Vitamin A, immunity, and infection. Clin Infect Dis. 1994 Sep;19(3):489-99.
  • Shephard RJ, Shek PN. Immunological hazards from nutritional imbalance in athletes. Exerc Immunol Rev. 1998;4:22-48.
  • Silva JE. Effects of iodine and iodine-containing compounds on thyroid function. Med Clin North Am. 1985 Sep;69(5):881-98.
  • Singh MA. Combined exercise and dietary intervention to optimize body composition in aging. Ann N Y Acad Sci. 1998 Nov 20;854:378-93.
  • Skaper SD, Fabris M, Ferrari V, et al. quercetin protects cutaneous tissue-associated cell types including sensory neurons from oxidative stress induced by glutathione depletion: cooperative effects of ascorbic acid. Free Rad Biol Med. 1997; 22:669-678.
  • Sohlenius-Sternbeck A-K, Appelkvist E-L, De Pierre JW. Effects of vitamin A deficiency on selected xenobiotic-metabolizing enzymes and defenses against oxidative stress in mouse liver. Biochem Pharmacol. 2000; 59:377-383.
  • Stahelin HB. Critical reappraisal of vitamins and trace minerals in nutritional support of cancer patients. Support Care Cancer. 1993 Nov;1(6):295-7.
  • Strause L, Saltman P, Glowacki J. The effect of deficiencies of manganese and copper on osteo-induction and on resorption of bone particles in rats. Calcif Tissue Int. 1987; 41:145-150
  • Suboticanec K, Stavljenic A, Bilic-Pesic L, Gorajscan M, Gorajscan D, Brubacher G, Buzina R. Nutritional status, grip strength, and immune function in institutionalized elderly. Int J Vitam Nutr Res. 1989;59(1):20-8.
  • Sugimoto K, Tobian L, Ishimutsu T, Lange JM. High potassium diets greatly increase growth-inhibiting agents in aortas of hypertensive rats. Hypertension. 1992; 19:749-752.
  • Sugimoto T, Tobian L, Ganguli MC. High potassium diets protect against dysfunction of endothelial cells in stroke-prone spontaneously hypertensive rats. Hypertension. 1988:11:579-585.
  • Suzuki M, Itokawa Y. Effects of thiamine supplementation on exercise-induced fatigue. Metab Brain Dis. 1996 Mar;11(1):95-106.
  • Taddei S, Virdis A, Ghiadoni L, et al. Vitamin C improves endothelium-dependent vasodilation by restoring nitric oxide activity in essential hypertension. Circulation. 1998; 97:2222-2229.
  • Takahashi T, Fujimori K, Simon SL, Bechtner G, Edwards R, Trott KR. Thyroid nodules, thyroid function and dietary iodine in the Marshall islands. Int J Epidemiol. 1999 Aug;28(4):742-9.
  • Tannen RL. Effects of potassium on blood pressure control. Ann Intern Med. 1983; 98(part 2):773-780.
  • Taylor PR, Li B, Dawsey SM, Li JY, Yang CS, Guo W, Blot WJ. Prevention of esophageal cancer: the nutrition intervention trials in Linxian, China. Linxian Nutrition Intervention Trials Study Group. Cancer Res. 1994 Apr 1;54(7 Suppl):2029s-2031s.
  • Thilly CH, Swennen B, Bourdoux P, Ntambue K, Moreno-Reyes R, Gillies J, Vanderpas JB. The epidemiology of iodine-deficiency disorders in relation to goitrogenic factors and thyroid-stimulating-hormone regulation. Am J Clin Nutr. 1993 Feb;57(2 Suppl):267S-270S.
  • Thurnham DI. Micronutrients and immune function: some recent developments. J Clin Pathol. 1997 Nov;50(11):887-91.
  • Tobian L. Salt and hypertension. Lessons from animal models that relate to human hypertension. Hypertension. 1991; 17:152-158.
  • Toyama T, Kubuki Y, Suzuki M. Tsubouchi H. [Copper deficiency anemia and neutropenia secondary to total gastrectomy]. [Article in Japanese]. Rinsho Ketsueki. 2000; 41:441-443.
  • Trent LK, Thieding-Cancel D. Effects of chromium picolinate on body composition. J Sports Med Phys Fitness. 1995 Dec;35(4):273-80.
  • Turnlund Jr. Copper. In: Shils ME, Olson JA, Shike M. Ross AC, eds. Modern Nutrition in health and Disease, 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:241-252.
  • Underwood BA, Arthur P. The contribution of vitamin A to public health. FASEB J. 1996; 10:1040-1048
  • Uusitupa MI, Mykkanen L, Siitonen O, Laakso M, Sarlund H, Kolehmainen P, Rasanen T, Kumpulainen J, Pyorala K. Chromium supplementation in impaired glucose tolerance of elderly: effects on blood glucose, plasma insulin, C-peptide and lipid levels. Br J Nutr. 1992 Jul;68(1):209-16.
  • van den Brandt PA, Goldbohm RA, van 't Veer P, Bode P, Dorant E, Hermus RJ, Sturmans F. A prospective cohort study on selenium status and the risk of lung cancer. Cancer Res. 1993 Oct 15;53(20):4860-5.
  • van der Heyden JT, Docter R, van Toor H, Wilson JH, Hennemann G, Krenning EP. Effects of caloric deprivation on thyroid hormone tissue uptake and generation of low-T3 syndrome. Am J Physiol. 1986 Aug;251(2 Pt 1):E156-63.
  • Van Hooser JP, Aleman TS, He Y-G, et al. Rapid restoration of visual pigment and function with oral retinoid in a mouse model of childhood blindness. Proc Natl Acad Sci USA. 2000; 97:8623-8628.
  • Vatassery GT, Bauer T, Dysken M. High doses of vitamin E in the treatment of disorders of the central nervous system in the aged. Am J Clin Nutr. 1999 Nov;70(5):793-801.
  • Vatassery GT. Vitamin E and other endogenous antioxidants in the central nervous system. Geriatrics. 1998 Sep;53 Suppl 1:S25-7.
  • Waggoner DJ, Bartnikas TB, Gitlin JD. The role of copper in neurodegenerative disease. Neurobiology of Disease. 1999; 6:221-230.
  • Wahl R, Pilz-Mittenburg KW, Heer W, Kallee E. Iodine content in diet and excretion of iodine in urine. Z Ernahrungswiss. 1995 Dec;34(4):269-76.
  • Walker LS, Bemben MG, Bemben DA, Knehans AW. Chromium picolinate effects on body composition and muscular performance in wrestlers. Med Sci Sports Exerc. 1998 Dec;30(12):1730-7.
  • Wang Y, Mackenzie B, Tsukaguchi H, et al. Human vitamin C (L-ascorbic acid) transporter SVCT1. Biochem Biophys Res Commun. 2000; 267:488-494.
  • Wargovich MJ, Eng VWS, Newmark HL. Calcium inhibits the damaging and compensatory proliferative effects of fatty acids on mouse colon epithelium. Cancer Lett. 1984; 23:253-258.
  • Weaver CM, Heaney RP. Calcium. In: Shils ME, Olson JA, Shike M, Ross AC, eds. Modern Nutrition in Health and Disease. 9th ed. Baltimore, MD: Williams and Wilkins; 1999:141-155.
  • West KP Jr, Pokhrel RP, Katz J, et al. Efficacy of vitamin A in reducing preschool child mortality in Nepal. Lancet. 1991; 338:67-71.
  • West SG, Light KC, Hinderliter AL, et al. Potassium supplementation induces beneficial cardiovascular changes during rest and stress in salt sensitive individuals. Health Psychol. 1999; 18:229-240.
  • Whelton PK, He J, Cutler JA, et al. Effects of oral potassium on blood pressure. Meta-analysis of randomized controlled clinical triglyceride trials. JAMA. 1997; 277:1624-1632.
  • Wolf RL, Cauley JA, Baker CE, et al. Factors associated with calcium absorption efficiency in pre- and perimenopausal women. Am J Clin Nutr. 2000; 72:466-471.
  • Young DB, Lin H, McCabe RD. Potassium's cardiovascular protective mechanisms. Am J Physiol. 1995; 268:R825-R837.
  • Young DB, Ma G. Vascular protective effects of potassium. Semin Nephrol. 1999; 19:477-486.
  • Zemel MB, Shi H, Greer B, et al. Regulation of adiposity by dietary calcium. FASEB J. 2000; 14:1132-1138.
  • Zhou B, Wang T, Sun G, Guan P, Wu JM. A case-control study of the relationship between dietary factors and risk of lung cancer in women of Shenyang, China. Oncol Rep. 1999 Jan-Feb;6(1):139-43.
  • Zhou MS, Nishida Y, Yoneyama H, et al. Potassium supplementation increases sodium excretion in hypertensive Dahl rats. Clin Exp Hypertens.

Preguntas frecuentes:

¿Porqué es importante tomar un suplemento vitamínico?
Una vitamina puede definirse en general como una sustancia que es esencial para el mantenimiento de la función metabólica normal, pero que no es producida por el cuerpo y, por consiguiente, se debe obtener de alguna fuente externa. Son elementos necesarios para el proceso de convertir los alimentos en energía y para el crecimiento y la reparación de los tejidos del cuerpo. La reducción de los niveles de vitaminas durante períodos prolongados puede hacer que se produzca un déficit de vitaminas. Este déficit puede provocar síntomas, los cuales pueden incluir pérdida del apetito, pérdida de peso corporal, mayor irritabilidad e insomnio o somnolencia constante. Este tipo de déficit puede evitarse fácilmente con una ingesta adecuada de vitaminas.

¿Qué tan importantes son los minerales?
Pero si bien las vitaminas son muy importantes, son inútiles sin los minerales. Los minerales cumplen un papel esencial en la nutrición. Aunque pocas veces se habla sobre los beneficios que proporcionan, los minerales son considerados los héroes "no reconocidos" de la nutrición. Casi ningún beneficio nutricional de las vitaminas sería posible sin la ayuda de alguno de los minerales esenciales.

Los minerales cumplen varias funciones importantes en el cuerpo. Sus compuestos no orgánicos son los que inician el metabolismo de las proteínas, carbohidratos y lípidos. Además de su colaboración en el proceso metabólico, los minerales colaboran con la regulación del agua y el balance de los electrolitos.

¿Quién debe tomar el complejo multivitamínico Isotonix?
A todas las personas mayores de 18 años les resultaría beneficioso mejorar su dieta con el complejo multivitamínico Isotonix. Aun cuando se tiene una dieta equilibrada, es difícil consumir las cantidades óptimas de minerales y vitaminas todos los días. Se han realizado numerosos estudios sobre la importancia de las vitaminas y minerales. Se debería utilizar el suplemento con multivitaminas para asegurar que la ingesta de nutrientes diaria esté equilibrada y sea lo suficientemente poderosa para proteger contra deficiencias de cualquier tipo, permitiendo la mejor salud posible.

¿Qué tipo de vitamina E se encuentra en el complejo multivitamínico Isotonix?
La vitamina E en el complejo multivitamínico Isotonix y en las fórmulas antioxidantes es la forma natural de la d 1-alfa tocoferol de elevada actividad. Se ha convertido en la forma de acetato para contribuir en la solubilidad del agua. Esta forma de vitamina E, la forma natural, es superior en cuanto a absorción y retención en el cuerpo. La forma natural del alfa-tocoferol se conoce como "d-alfa tocoferol", mientras que la forma sintética se llama "dl-alfa tocoferol". La forma sintética "dl-" es la forma más común que se encuentra en suplementos dietéticos, aunque muchos fabricantes, incluso Market America se cambiaron a la forma "d-" natural más potente (y costosa).

¿Por qué hay vitamina D3 en Calcium Plus y el complejo multivitamínico Isotonix?
La vitamina D3 se ha agregado a Calcium Plus y al complejo multivitamínico Isotonix para facilitar la ingesta de calcio. La vitamina D3 en principio se activa en la piel debido a la presencia del sol y luego se activa en los riñones y el hígado. La vitamina D3 es una hormona que puede estimular la producción de proteínas de unión a calcio, que contribuyen en el traslado de los minerales esenciales a través de las células. La 1,2,5-dihidroxi-vitamina D3 se transporta luego a sitios fundamentales en el cuerpo para facilitar la ingesta de calcio. El intestino y las células óseas son dos de esos lugares críticos. Hay personas que no se exponen al sol por grandes periodos de tiempo. Algunos grupos raciales tienen problemas importantes en las latitudes más altas, especialmente durante el invierno, con la producción de cantidades considerables de vitamina D3 y, por consecuencia también con la ingesta suficiente de calcio. Incluso con fototerapia intensa para esas personas que necesitan nutrición de calcio significativa, los niveles en sangre de 1,25-OH-vitamina D3 están altamente regulados.